Utilizamos cookies propias y de terceros para poder informarle sobre nuestros servicios, mejorar la navegación y conocer sus hábitos de navegación. Si acepta este aviso, continúa navegando o permanece en la web, consideraremos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies Aceptar
Valsan
· Acceso Clientes ·

Mi compra:
(haga click para finalizar su compra)
0

Inicio > Noticias

¿que sistema de calefaccion instalo?

¿QUÉ SISTEMA DE CALEFACCIÓN DEBERÍA ELEGIR?

Cuando el frío aprieta hay que buscar una buena fuente de calor que nos proteja en nuestra guerra contra el General Invierno sino queremos ver como se congelan incluso nuestras ideas.
Contamos con distintas soluciones para mantener nuestro hogar en la temperatura adecuada, la más representativa de ellas es la utilización de un sistema de calefacción.
 Ahora bien, ¿qué tipo de instalación es la más adecuada según tus necesidades?



No todas las viviendas necesitan el mismo sistema, la elección dependerán de la ubicación de la vivienda, climatología, aislamiento, tamaño y distribución de la vivienda, número de habitaciones, uso de la vivienda…

Con este post, podrás descubrir la diferente tipología existente en el mercado para facilitar tu selección.

- Según la fuente de energía empleada: Biomasa, aerotermia, solar, eléctrica y gas.

- Según el aparato o sistema por el que se obtiene el calor: Suelo radiante, bomba de calor, eléctrica por acumuladores, eléctrica por convectores, emisores termoeléctricos y calderas con radiadores de agua.

En esta ocasión, definiremos la tipología según el sistema usado, centrándonos en los sistemas más actuales.

Calefacción eléctrica por convectores

Sistema actualmente en desuso, funciona a través de una resistencia que calienta el aire que circula por el interior de los convectores. Ideal para zonas cálidas, sólo para calefacción. Instalación barata, sin obras, como ventaja.
Coste de funcionamiento alto.

Emisores termoeléctricos

Se trata de otro sistema, el de los clásicos radiadores de aceite, donde éste se calienta a través de una resistencia eléctrica blindada de material especial.
Cada radiador es independiente, su instalación no necesita obra.
Suelen contar con un termostato propio y programador que permite un ahorro energético así como logar una temperatura constante y homogénea. Una vez apagado, sigue irradiando calor durante horas. Su principal desventaja es el coste de uso por la tarifa eléctrica, no indicado si necesitamos muchos radiadores.

Caldera con radiadores de agua

El calor se genera a través de combustión. Esta puede producirse gracias a gas natural, gas propano, gasoil, biomasa...

Se trata del sistema mas común hoy día, ya que permite su utilización a través de la aplicación de diferentes conceptos; si añadimos a este sistema apoyo a través de energía solar, podemos disfrutar de un gran confort, mayor ahorro y eficiencia.

Requiere la instalación de una cadera, -según el tipo de combustible requerirá de complementos como depósito de combustible- un sistema de tuberías para la distribución del agua calefactada e instalación de emisores térmicos –radiadores- que irradiaran el calor a las zonas que lo requieran.

Suelo radiante
Se trata del sistema de calefacción mas cómodo y confortable para climas fríos. Consiste en la instalación de un circuito de tuberías bajo el suelo de la vivienda, por el que circula agua a temperatura elevada, cuyo calor se propaga hacia arriba, calentando el suelo y todo el ambiente de la vivienda.
Entre sus ventajas, cuenta con un ahorro de entre un 10-30% respecto al consumo específico de calefacción, consigue una temperatura agradable sin resecar el ambiente, además, el aspecto estético ayuda, ya que no deja ningún aparato a la vista.
Aporta un aislamiento acústico y térmico adicional además de necesitar poco mantenimiento.
 
Su principal desventaja es su elevada inversión inicial. También requiere de un mayor tiempo para alcanzar la temperatura deseada –entre 5 y 8 horas-. No obstante, una vez alcanzada, permanece muy estable. Existen instalaciones que pueden usarse además a la inversa, como suelo refrescante para el verano.

Bomba de calor
 Permite contar con calefacción en invierno y aire acondicionado en verano en un mismo aparato. Inversión baja e instalación simple. Sistema eficiente, aunque la dispersión del calor es mayor, por lo que perderemos antes la temperatura buscada, y necesitaremos un uso mas extensivo del aparato. Indicado para climas cálidos o templados con inviernos suaves.
 Entre sus desventajas: ruido unidad exterior y su elevado precio de instalación para sistema por conductos.

Polg. Tecnológico. Avda. de Madrid - Parcela 172. Ogíjares, (Granada) Tlf. 958 50 90 96 ventas@valsan.es

Icono volver al principio de la página